Select Page

Ante los acontecimientos vividos en nuestro país y la incertidumbre que nos encontramos ante una posible solución a corto plazo de dicha crisis, como pequeños empresarios o pymes debemos reflexionar como podemos seguir trabajando para no llegar a un punto de quiebra técnica o de insolvencia total y que todo nuestro crecimiento o trabajo deje completamente de operar.

Por lo anterior: 
1. No desesperarnos; en estos tiempos nuestro peor enemigo es la desesperación y frustración propia.
2. Reinventarnos a través de nuestra imaginación, es decir, requerimos buscar nuevas oportunidades de cara a los tiempos y aprovechar la ocasión para reinventarse con la crisis adaptándose a las nuevas circunstancias.
3. Reducir gastos, y para ello debemos de ahorrar hasta en los pequeños detalles, debemos clasificar cuáles gastos son prescindibles, cuáles no son tan necesarios, además de saber cómo se puede ahorrar más.
4. A pesar de todo, también se debe buscar cómo ganar más ingresos, aprovechando los recursos, y tratando de buscar nuevas soluciones.
5. Por último, pero no menos importante, estudiar la situación es la clave, porque en base a este estudio es donde se puede descubrir qué es lo que se puede hacer para mejorar los resultados.

Puntos a no descuidar en momentos de crisis

Vigilar la liquidez de la empresa o negocio.
Conocer las necesidades de nuestros colaboradores y estudiar la posibilidad de como apoyarlos.
Abiertos a negociaciones con nuestros clientes, proveedores, acreedores y deudores actuales.
No se abandona el marketing, de hecho, se debe aumentar, aunque puede pensarse más en marketing digital a bajo costo.

[siteorigin_widget class=”SiteOrigin_Widget_Button_Widget”][/siteorigin_widget]